COMENTARISTAS

miércoles, 19 de julio de 2017

Meretrice - Lola P Nieva


Sinopsis
Alessia pasa por momentos delicados: su marido la ha abandonado por su secretaria, su trabajo de agente inmobiliaria está en pleno declive y, para ella, su existencia deja de tener sentido. Justo cuando toma la decisión de rendirse, recibe una carta póstuma de su abuela Ornella, a la que nunca conoció, en la que esta le revela el motivo que la alejó de la familia: su obsesión por desentrañar un antiguo misterio oculto en el diario de una antepasada, Alonza di Pietro, una afamada meretriz del siglo XVII. Alessia descubre los turbios secretos de alcoba de hombres de alcurnia y estado, pero también el coraje de una mujer que gobernó su destino con sabiduría y fortaleza y que intentó huir del amor sin conseguirlo. Con la ayuda del apuesto y enigmático criptógrafo Luca Vandelli, deberá seguir la pista de algunas claves ocultas y enfrentarse a un peligro imprevisto: volver a amar. Una vida que esconde un secreto y que contiene la clave para salvar el presente de Alessia.
_______________________________________

A Lola P Nieva la conocí (no en persona, obviamente) con Los tres nombres del lobo, un libro que fue una sorpresa muy positiva ya que desde la primera página consiguió engancharme y me tuvo entretenida al punto de no poder soltarlo.

Me gustó tanto el libro que no me había atrevido a leer nada mas de ella para no llevarme una decepción (estas cosas suelen pasar algunas veces cuando un libro te ha gustado antes, por lo menos a mi).

Pero en mayo estuve en Jaén en unas Jornadas de literatura romántica y presento el libro allí. Lo que conto me llamó la atención y me hice con él.  Y, por supuesto, me lo traje dedicado a casita. Y allí sí que la conocí en persona.

No lo he dejado mucho tiempo en la estantería porque me llamaba demasiado. Que esté ambientado en Venecia es un aliciente extra. Así que en los días de la primera ola de calor de este verano (todavía en primavera) que ha asolado España, lo empecé y que trabajo me costaba dejarlo.

Desde las primeras páginas se intuye que va a ser una historia, dos en este caso, con muchos sentimientos. Tanto la parte ambientada en el siglo XVII como la de la actualidad me han tenido completamente enganchada.

Las dos líneas temporales se van entremezclando para hacernos conocer los secretos que entrañan tanto una como la otra.


Y, como tenemos dos líneas temporales, también tenemos dos narradoras. En el Siglo XVII será Alonza la encargada de narrarnos su historia a modo de diario en el que volcará su vida y con el que conoceremos a Lanzo, el amor de su vida. Un amor épico y con todo en contra por el que tendrán que luchar ambos duramente.

En la época actual, será Alessia la que nos vaya contando sus pesquisas y averiguaciones en la búsqueda que emprende cuando recibe una carta muy misteriosa de su abuela. A su lado estará Luca para ayudarla en todo momento. 


La ambigüedad en el carácter de Luca, de no saber en qué bando está, es lo que ha hecho que me mantuviera alerta durante toda la lectura. Y esto es algo que la autora ha sabido hacer muy bien porque este tipo de cosas mantienen al lector pendiente en todo momento.

Como he comentado antes, ha sido muy difícil hacer los altos en el camino y dejar el libro aparcado ya que los plot-twist, los sobresaltos en la trama y los giros argumentales son tan continuos que no puedes decir 'lo dejo por aquí que parece que está tranquila cosa' porque no. En todos los finales de capítulo hay algo para incitar la continuación.

Meretrice me ha gustado mucho. Es una historia con una trama muy bien elaborada y muy bien escrito. Después de dejarlo reposar un poco del término de la lectura, no estoy segura de que parte me ha gustado más. Porque Alonza es un personaje muy fuerte y con mucho carácter que encandila. Pero su historia con Lanzo está más ausente. Justo lo contrario que pasa con la parte de Alessia, que está al lado de Luca la mayor parte del tiempo y las escenas juntos ganan enteros y sube la temperatura (más si eso es posible).

Meretrice ha sido una lectura adictiva, que mantiene enganchada desde la primera página hasta la última. Y gracias a que la autora nos ha regalado el epilogo porque si lo deja en el último capítulo puede arder Troya. Una historia muy bien enlazada que hará las delicias de todos aquellos seguidores del género romántico aderezado con misterios que surcan el tiempo.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

lunes, 17 de julio de 2017

Le confessioni del cuore - Colleen Hoover


Sinopsis
A soli venti anni, Auburn Mason ha paura di aver perso ciò che aveva di più importante. Malgrado il dolore, le resta la voglia di lottare per rimettere sulla giusta strada un destino che sembra sfuggirle dalle mani, ma questa volta non dovrà esserci più spazio per errori e debolezze, tantomeno per l’amore.
Owen Gentry è l’enigmatico artista proprietario dello studio d’arte di Dallas presso cui Auburn ha trovato lavoro. È un giovane brillante, di talento, verso il quale Auburn sente fin da subito di provare un’attrazione speciale. A quanto pare, la vita le sta regalando un’altra occasione per lasciarsi andare e ascoltare il proprio cuore. Eppure c’è qualcosa che rischia di minacciare la ritrovata felicità, un segreto che Owen vorrebbe relegare nel proprio passato ma che torna prepotentemente a galla. Owen sa che l’unico modo per non perdere Auburn è condividere con lei ogni aspetto della sua vita, ma la verità, come le opere d’arte, si presta a interpretazioni contrastanti, e una confessione, talvolta, può essere più distruttiva di una menzogna...
_______________________________________________

A principios de año me propuse (de esas cosas que se hacen todos los años y nunca se cumplen) retomar un poco el italiano volviendo a leer en este idioma, que lo estudié en la escuela de idiomas y lo estaba olvidando. Y, por primera vez in vita mia, he cumplido algo de lo que me he propuesto ya que este año ya llevo tres libros y no serán los últimos.

Le confessioni del cuore es la edición italiana de Confess y decidí lanzarme por este libro porque me gusta como escribe la autora y aquí en España tenemos muy pocos libros pero, sobre todo, porque había serie que estaba a punto de estrenarse. Así que me hice con el libro y aquí estamos.

De los libros que he leído de Colleen Hoover hasta la fecha este es el que más me ha gustado. Y eso que la historia que nos cuenta en esta ocasión la autora es bastante dura y los dos protagonistas sufren lo suyo.

Le confessioni del coure está narrado a dos voces por Owen y Auburn. Un capítulo lo cuenta él y el siguiente ella. Y los dos en presente. Me gusta esta forma de narración porque así podemos tener una visión más global de toda la historia al tener dos puntos de vista en la narración. Lo que no me termina de convencer es el presente.


Y otra cosa que me ha gustado del libro es que está lleno de cuadros, que se supone que son los que pinta Owen, ya que es artista. 


De los tres libros que llevo en italiano este año, este es el que menos trabajo me ha costado leer. Es casi como si lo estuviera leyendo en español. Y esto me hace que quiera seguir leyendo más de esta autora y lo hare en italiano en vista de que aquí no llegan.

Le confessioni del cuore es una historia muy emotiva, en la que los personajes dan lo mejor de sí mismos para otras personas y todo por amor. Me han gustado mucho los dos personajes en sus formas de ser y cuando están juntos. Quizás lo único que me ha chirriado un poco son los tiempos por aquello del instalove pero lo podría pasar por alto porque por una parte tiene su cierta explicación. Y quien haya leído el libro sabrá de qué estoy hablando.

Lo que está claro es que a Colleen Hoover le gustan las historias con personajes sufridos y sufridores con pasados desgarradores pero con mucho ánimo de superación.

Le confessioni del coure ha sido una lectura que me ha enganchado desde la primera página y eso que empieza ya con tragedia y que me ha tenido en vilo durante toda la lectura. Una historia preciosa que me deja con muchas ganas de seguir leyendo más libros de la autora.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

viernes, 14 de julio de 2017

Besos de libro #155 Mi plan D (II)



—No debemos… Esto se está volviendo muy complicado.
La punta de su nariz rozó la mía antes de contestarme.
—Bien, entonces no pasará nada por complicarlo todo un poco más.
Y en ese momento me besó.
Me besó despacio, saboreando ese instante como si cada movimiento mereciese ser grabado y guardado bajo llave en las profundidades de sus recuerdos, de su pensamiento, de su ser.
Una mano descansaba sobre mi mejilla, acariciando la base de mi mandíbula con su pulgar, dibujando pequeños círculos que mandaban corrientes de electricidad a mi corazón. La otra sujetaba con firmeza mi cintura, acercándome más a él. Su respiración se mezclaba con la mía, lenta y pesada. Sus labios escribían sobre los míos, rozándolos con dulzura.
Tomé su camisa entre mis dedos, arrugándola y tirando de ella. Me iba a dar algo. Aquello estaba sucediendo de verdad. Mason me estaba besando.
La sangre comenzó a bombear a una velocidad vertiginosa. Nuestras bocas estaban enzarzadas en una lucha encarnizada y desesperada.
No quería pensar. No quería llorar. Solo quería sentir, tomarme un respiro y ser feliz. Permitir que mi corazón explotara dentro del pecho por algo que podía hacerme tan feliz como el amor.
Seguimos besándonos y el ambiente se puso muy caliente. Nuestras manos recorrían nuestros cuerpos pasando por zonas que iban más allá de lo que una simple amistad permitía. Teníamos el cabello revuelto y nos llevamos unos cuantos tirones innecesarios conducidos por la pasión. Aún llevaba el jersey puesto cuando Mason me agarró en brazos y pasé las piernas alrededor de su cintura, todo ello sin que nuestros labios dejasen de besarse.
Cuando cruzamos el umbral de mi habitación, Mason me quitó el jersey y lo tiró a un rincón del suelo.
La puerta se cerró de un golpe. Nos balanceamos en un camino de besos y respiraciones incontroladas hasta llegar a la cama. Caí de espaldas sobre ella y Mason se estiró encima de mí.
Asfixiada por su peso, mi respiración se había vuelto costosa. Jadeos y más jadeos. Sabía que teníamos que parar, que había que poner freno a lo que estábamos haciendo, pero no podíamos hacerlo. Quizá fuera por cómo sus manos recorrían mis piernas desnudas, acercándome más a él con cada caricia. O tal vez por cómo se clavaban mis dedos en su espalda. O a lo mejor por cómo su boca devoraba la mía. No, probablemente era la mía la que devoraba la suya.


Mi plan DAndrea Smith